Director de fotografía

Mi atracción por la fotografía nace con los fotógrafos documentalistas de la agencia Magnum, que desde mitad de siglo XX construyeron la memoria visual del mundo moderno. La proximidad a los hechos, el lenguaje del blanco y negro y la búsqueda obsesiva del instante decisivo fueron mi puerta de entrada a la fotografía.

Tratando de capturar a través del visor fragmentos congelados de la vida descubrí una nueva forma de mirar desde fuera de él. La narrativa visual de la fotografía en movimiento y el control de luz que hallé en el cine fueron la clave para convertir esa nueva mirada en mi vocación actual. Desde entonces busco colaborar con quien necesite contar una historia para tratar de trasladarla desde fuera al interior del visor.